Para dejar un comentario tendréis que registraros. Necesitareis introducir vuestro correo electrónico y una contraseña específica para este foro (no la de vuestro correo). 

Este nuevo foro esta organizado por películas. Para añadir un comentario tenéis que clicar en nueva entrada y también podéis comentar en las opiniones que otros ya han dejado.

Txema
31 de ene. de 2018

Hola amigos,

0 comentarios

Primeramente quiero felicitar a Lucía por su gran presentación, he visto en ella un futuro gran apoyo para Eva y Miguel, gracias.

Esta última película me ha parecido un enrevesado psicoanálisis, necesitaría verla otra vez para quedarme con algunos detalles que se me han escapado.

Trata dos temas muy interesantes, por una parte como el comportamiento de la familia ejerce una gran influencia en nuestro propio comportamiento. Por otro lado como el protagonista puede confundir el amor con el tener la necesidad de cuidar a una persona enferma, hasta tal obsesión de que cuando dicha persona se cura quiera que siga dependiendo de él y no sea una mujer independiente; inconscientemente él se da cuenta de ello por mediación de un sueño.

Un abrazo

Entradas más recientes
  • Maria Lanz
    4 de feb. de 2018

    Hola a todos: La película del pasado martes, ‘Ana, mon amour’ me pareció densa, complicada, porque plantea -según distintas opiniones- algunos aspectos del comportamiento del ser humano que yo no percibí al terminar. Y aquí entra el enriquecimiento que proporcionan el cinefórum y todas las personas que lo componemos, ya que el coloquio fue muy interesante y con toda la información que recibí en la película y en el debate, reflexioné, pero me faltaba algo y no sabía qué. He leído el comentario de Eva, que aplaudo con gratitud, y me abre aún más la mente. Es una opinión que me encamina a preguntarme cosas de la película y de la pura realidad. Por decirlo de alguna manera, En Ana percibí muchos problemas psicológicos, pero en ningún momento me planteaba la ‘autorrealización’ del ser humano. Yo veía a un chico enamorado, profundamente enamorado de una chica con problemas de ansiedad, ataques de pánico, etc. y precisamente por ese gran amor que él sentía, la cuidaba, la ayudaba, la protegía, etc. etc. Para mí, Ana no estaba bien psíquicamente, pero Toma sí. Y al leer el comentario de Eva, me sobreviene una gran pregunta: ¿qué es una persona psíquicamente sana? Y me digo: es una persona como yo; una persona capaz de disfrutar, amar, reír, estar de buen humor, divertirse, hacer bobadas, ser extravagante y fantástico, ser agradablemente ‘loco’ y valorar y gozar de las experiencias emocionales en general. Y la pregunta puñetera es ¿soy así en la realidad? ¿me ven así los demás o creo ser lo que no soy? ¡Buena pregunta! Solo espero que ninguno me respondáis, por favor, no sea que me creéis un gran conflicto (es broma, claro). Creo entender que cada uno de nosotros posee una naturaleza interior, intrínseca, connatural, es decir, con determinación hereditaria que está fuertemente arraigada. Luego vamos adquiriendo valores a través de las vivencias. Tenemos frustraciones -necesarias- de las que podemos sacar provecho y salir reforzados de ellas. Cada persona se hace a sí misma. Y por fin, llego a mis preguntas sobre la película: ¿Dónde radica el conflicto? ¿Qué impide a Ana desarrollarse? ¿Qué alternativas tenía para su desarrollo? ¿Por qué era tan difícil y doloroso para Ana desarrollarse? Y releo el comentario de Eva, y veo algunas cosas con más claridad. Algunas preguntas han encontrado respuesta. Pero no las siguientes: ¿Cómo ayudar a personas como Ana, a llegar a ser aquello que pueden y necesitan profundamente llegar a ser? ¿Cómo podría hacerlo Toma, si ni siquiera se da cuenta de que su relación es tóxica? Y algo que no conseguí comprender es ¿por qué tantas escenas de sexo tan explícito? ¿eran necesarias y es que yo me he perdido algo? No es puritanismo, no, es que, si se trata de mostrar la intimidad de los jóvenes, aunque el sexo es algo importante, no veo necesaria tanta explicitud. Como siempre, estoy abierto al pacífico conflicto entre opiniones, y compruebo que a veces soy complicado y otras demasiado simple en mis apreciaciones, como en esta película. Por si no ha quedado claro, creo que, como decía mi amiga y aliada Rosaura, "Ana crece y florece con Toma", pero había una falta de coincidencia entre el ‘querer’ y el ‘pensar’ de Ana, es decir, busca su autorrealización, su libertad, pero tiene conflictos internos que le llevan a cambiar su actitud con Toma, y este, confundido, comienza a tener un comportamiento enfermizo, como los insultos, o las reacciones al interés extremado y activo que muestra Ana por otra persona con la que se lleva viendo hace tiempo y no ha dicho ni una sola palabra. En fin, muy interesante la película, pero aquí mis apreciaciones son muy simples. Recuerdo un famoso cuadro de Magritte, que muestra una pipa de tabaco con una frase escrita: “ Ceci n’est pas une pipe ” (esto no es una pipa). La sensación que siente uno al observarla rima con la disonancia cognitiva. Uno ve una pipa, pero también recibe un mensaje diciendo que no lo es. Pero, además, es cierto que no es una pipa, sino la imagen de una pipa. Rosaura, querida, qué raros somos, ja, ja, ja. Nada más, y nada menos. Pero antes de despedirme, se me ocurren muchos comentarios laudatorios para la presentación de Lucía, pero me conformaré con decir que aprecié un gran esfuerzo previo, y el resultado fue merecedor del gran aplauso con el que premiamos su intervención, que ojalá no sea la última. Te esperamos, querida Lucía, en olor de multitud. Un saludo a todos, Juanra
  • evavazquez
    2 de feb. de 2018

    Resumiría Ana mon amour con una sola palabra: NECESIDAD. Necesidad de ser queridos, de ser tenidos en cuenta, valorados…. Son necesidades “deficitarias” que solo cuando son satisfechas permiten al individuo centrarse en la satisfacción de la necesidad de autorrealización. Así lo establecía el psicólogo humanista A. Maslow en su pirámide de necesidades y yo he visto su teoría en la película de este martes. Ana tiene muchas carencias, y muchas necesidades que Toma se presta a cubrir, sin fisuras, convirtiéndose en una persona “indispensable” para ella, lo que a su vez cubre una necesidad importante en la vida de Toma. Sabe que mientras Ana le necesite siempre estará a su lado y eso le da seguridad. La toxicidad surge cuando la independencia de Ana, su curación, es interpretada como falta de amor y provoca miedo a ser abandonado. En la película la relación esta llevada tan al extremo que resulta destructiva, pero ¿en cuántas parejas con relaciones “sanas” está presente también este tema? Me pareció una gran película, complicada e intensa, que puede hacernos “revisar” cosas. Eva
  • CF Goicoechea
    1 de feb. de 2018

    La película nos presenta una relación difícil de pareja que parte de un pasado personal y familiar complicado de ambos personajes y a través de una serie de flash backs nos muestra los diferentes avatares de la relación hasta llegar a la ruptura final. Pesando más el pasado en la chica, creándole una serie de problemas emocionales, se encuentra con el apoyo incondicional del chico, que le sirve a él como soporte para mantener la relación. Cambian las circunstancias, se casan, tienen un hijo, y con los problemas de partida, cambia el equilibrio en la pareja y mientras la chica se asienta y comienza a llevar una vida normal, el chico no quiere entender esta nueva situación, que unido a su frustración profesional hace que se rompa la pareja. Película densa de emociones y situaciones, muy bien rodada, a base de primeros planos, que podría ser perfectamente una película Europea surgida en cualquier país de la Unión. Saludos. Pedro Madrid.

© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.