Para dejar un comentario tendréis que registraros. Necesitareis introducir vuestro correo electrónico y una contraseña específica para este foro (no la de vuestro correo). 

Este nuevo foro esta organizado por películas. Para añadir un comentario tenéis que clicar en nueva entrada y también podéis comentar en las opiniones que otros ya han dejado.

CF Garrido
13 de feb. de 2018

Estoy en shock

0 comentarios

Editada: 14 de feb. de 2018

 

Es la película más perturbadora que he visto en toda mi vida. En serio.

 

El personaje de Martin me parece escalofriante. Para mí es la encarnación del mal. Pero por momentos todos los personajes principales me han parecido tener expresiones diabólicas.

 

Yo creo que la escena de Martin en el sótano la hemos deseado todos. Tenerlo delante y zarandearlo para volverlo humano. Pero en el fondo yo tenía sensación de derrota anticipada. Si pienso en terroristas que han mostrado tanta crueldad en sus ejecuciones, o en la batalla entre cárteles, o en mafias, o en despiadados asesinos... tengo la misma sensación de derrota. Qué dialogo se puede tener con la pura maldad. Qué pregunta podría hacerle a alguien que no siente, que su empatía es cero. Creo en el arrepentimiento y en el perdón, pero reconozco que hay atrocidades que me desesperanzan totalmente, y esta película me ha revivido este sentimiento de pesimismo demoledor.

 

Me parece curioso el detalle de empezar con un corazón latiendo en una película que va a mostrar la parte más decorazonadora del ser humano.

 

Gracias a la introducción de Eva he podido apreciar muchos detalles de la película como los planos angulados, la sensación de estar en un sueño, las punzadas musicales, la inexpresividad de los personajes, escenarios claustrofóbicos... etc. Pero a pesar de esa atmósfera de irrealidad la película consigue atraparte en una angustia que se percibe muy real.

 

Me hubiera gustado digerirla un poco antes de comentarla así en caliente. Intrigada por vuestros comentarios! Un saludo!

Lucía

Entradas más recientes
  • Txema
    17 de feb. de 2018

    Hola amigos, Todo el ambiente que recrea la película es de una gran deshumanización, hasta para hacer el amor o lo que fuera que hicieran, como si los personajes fueran robots sin corazón, esto me recuerda el que late al inicio y que tuvimos que ver latir dos veces seguidas, como un castigo. La historia que desarrolla es el castigo que tiene que sufrir un profesional negligente, responsable del fin de lo más preciado, la vida; pero el juez quiere un castigo a la altura de su dolor, la muerte de un ser querido; quienes de los que asistimos no pensamos que el doctor se quitara la vida, pero esa jugada no entraba dentro del juego macabro. Qué dilema elegir entre dos hijos, él no puede, y quién sí; por lo que pide una ayuda al director del colegio, pero no, tiene que dejarlo al azar de una ruleta rusa muy particular, aunque no sé si después de varios fallos él se decide por el pequeño. Pero lo más demoledor es el final, cuando coinciden en el restaurante el juez y los setenciados; sus miradas parecen reflejar que han aceptado por justa la muerte del pobre inocente. Seguramente todos hemos pensado muchas veces que se debería castigar las negligencias, pero no creo que nadie pensemos que así sería justo. Por otra parte existen connotaciones de película de terror, cuando los niños se arrastran por el suelo, o cuando el demonio se arranca un trozo de su propio brazo, o cuando le sangran los ojos al niño. Es impresionante la actuación del chaval durante todo el film, cuando habla y a la vez come esos espaguetis que parecen bañados en sangre; curiosamente a él le gustaba que le dijeran que los comía de la misma forma que su padre, pero se dio cuenta que mucha gente los comía así y entonces no aceptaba esa mediocridad. A mí no me gusta mucho este tipo de cine, tan frío, aunque por otra parte al ser bueno, el argumento me empuja a darle vueltas en mi cabeza. Me paso igual que a Lucía me quedé en estado de shock. Un abrazo
  • CF Goicoechea
    16 de feb. de 2018

    Desde luego que el director Yorgos Lanthinos consigue desasosegarnos a todos los espectadores con esta película, como con otras previas rodadas por el. Siendo griego se apoya,sólo para el título, en la leyenda griega de Agamenón y la venganza de Orestes, aunque la película es otra cosa. Empieza con una calculada lentitud para ir acelerándose a medida que avanza. La música juega un importante papel en el remarque de las escenas y destacan así mismo algunas escenas en contrapicado desde arriba. La palabra clave es "venganza" y a través de los personajes se desarrolla una historia inquietante que nos muestra que los errores del pasado (en este caso de un cardiologo de prestigio con un paciente) al final se pagan siguiendo la máxima de ojo por ojo y diente por diente. Las reacciones de los personajes en sus películas no siguen la pauta esperada por los espectadores y las hacen aveces imprevisibles. Desde luego las historias y la forma de filmarlas lo clasifican como un director particular diferente a los del resto del oficio. Saludos. Pedro Madrid
  • Josu
    14 de feb. de 2018

    Todavía sobrecogido escribo sobre el título de la película ya que me surgen algunas dudas. Entre nosotros se titula "El sacrificio del ciervo sagrado". Según la mitología griega correspondería al ciervo que sacrifica Artemisa salvando a Ifigenia de la muerte, pero esto no tendría un equivalente en la película, porque el que debería ser sacrificado no se salva... El título inglés es "The killing of the sacred deer", que parece referirse al ciervo que mata Agamenon en el bosque. Es decir, el padre de Martin, que muere en el quirófano. El título más adecuado en castellano sería entonces "La caza del ciervo sagrado" o "La muerte del ciervo sagrado" aunque estos títulos no sean tan epatantes.

© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.