Para dejar un comentario tendréis que registraros. Necesitareis introducir vuestro correo electrónico y una contraseña específica para este foro (no la de vuestro correo). 

Este nuevo foro esta organizado por películas. Para añadir un comentario tenéis que clicar en nueva entrada y también podéis comentar en las opiniones que otros ya han dejado.

CF Goicoechea
oct. 2

La caída del imperio americano

0 comentarios

Película bien realizada con una serie de situaciones peculiares que mantienen constantemente la atención del espectador. A través de unos personajes peculiares, un licenciado en filosofía que es repartidor, un ex-presidiario experto en finanzas y blanqueo de dinero, una prostituta de lujo, unos policías corruptos, un abogado de alta posición, una empleada de banco, una serie de mafiosos y matones, ladrones de poca monta y un montón de sin techo; establece un cuadro de país, en este caso Canadá, pero extensible a otros países liberal capitalistas de occidente, donde con sarcasmo e ironía nos habla de economía globalizada, ingeniería financiera y falsas fundaciones para evadir impuestos, terreno de juego donde medran políticos, economistas, abogados y policías, al tiempo que nos muestra la cara opuesta de los sin techo en calles y lugares de acogida que pululan por el país. Como nexo de unión entre todos el dichoso dinero, fin último en una sociedad que carece de otros ideales y establece el lugar que ocupa cada uno en la misma. Muy bueno el diálogo inicial en el bar entre el protagonista y su pareja y los primeros planos finales de los sin techo de la ciudad.

Saludos.

Pedro Madrid

Entradas más recientes
  • evavazquez
    oct. 9

    Si una escena me reconfortó graciosamente de la película “La caída del imperio….” fue ésa en que el protagonista masculino explica a la que va a convertirse en su exnovia, que si no ha prosperado en la vida es debido a la gran desventaja que supone ser inteligente. Uff, pensé yo, así que era eso… Bromas aparte, creo que Denys Arcand muestra, como os dije en la presentación, una falta total de confianza en el sistema pero se muestra esperanzado respecto a los individuos, por eso quiero tranquilizar a nuestro amigo Juanra porque hay quienes nos esforzamos en procurar no mirar para otros lados más entretenidos, o al menos no todas las veces y hay gente que lo consigue con eficacia y el resultado contrarresta el efecto general, lo cual es de agradecer. Tengamos fe. Eva
  • bermejoarnaiz
    oct. 6

    Hola a todos: El pasado martes se proyectó 'La caída del imperio americano' en Perseo. Al salir del auditorio, el sentimiento era generalizado: la película gustó muchísimo. Comienza con una genial escena en la que el joven doctor en filosofía argumenta por qué cree que lejos de ser una ventaja, el ser inteligente es una tremenda desventaja. Posteriormente, la secuencia de la sala de espera del ‘Paraíso Fiscal’ es inolvidable. ¿Qué harían ustedes si se encontraran con una importante suma de dinero que no les pertenece? Gran dilema, que se va agrandando con las perlas filosóficas que nos va dejando el protagonista; y es que, citas sobre el dinero hay muchas, y algunas absolutamente geniales. Toda la trama y todos los personajes están corrompidos por el ‘tintineo del oro’, aunque el director los presente como personas con una candidez sin fronteras —de ahí lo del trampantojo— blanqueando sus intenciones y haciendo que salgan triunfantes de cualquier situación, cual seguidores de Robin Hood. Hubo un momento en que me pareció escuchar una paráfrasis de la obra de teatro 'Los ladrones somos gente honrada', de Enrique Jardiel Poncela. A mi modesto entender, la incomparable ventaja de esta película radica en que, como en los cuentos infantiles, la ingeniería financiera que en ella se muestra es comprensible para todo el mundo. La realidad se simplifica y perfila a la manera de una fábula sin otro fin que entretener o divertir a los espectadores. La obra, en conclusión, me ha parecido excelente en su exposición por la facilidad con la que llega al espectador, y soy consciente de que es una comedia, pero siendo un director tan brillante, me ha dejado con las ganas de ahondar de una manera más profunda sobre la disección de la situación social actual, en vez de despistarse con acciones propias de vulgares telefilmes policiales. Vicente Verdú, en su excelente libro 'El capitalismo funeral' —primera edición en 2009— escribe “Pocas épocas en la historia han gozado de tanto desprestigio como esta. La pérdida del valor del esfuerzo, el deterioro de la educación, la corrupción de los políticos, los deportistas y los banqueros, el aumento de la injusticia y la desigualdad, el menosprecio de los maestros y la insatisfacción laboral, la congelación salarial y la superexplotación de los más débiles, la destrucción del planeta, el camelo del arte, el regular apaleamiento de las focas...” Tal vez estemos asistiendo al derrumbe de un tiempo entero, al ocaso de una cultura y de un sistema que ha alcanzado el cenit de su depravación. Pero miremos hacia otros lados más entretenidos, que la vida es corta y con muchas probabilidades de ser irrepetible. Yo me tengo por ‘inteligente’ y, al igual el protagonista, me siento en franca desventaja frente a algunos ‘tontos’, que triunfan porque no ven los riesgos. También he buscado la igualdad, pero siempre con los de arriba. Y como escribió Joan Baptista Humet: “Ahora acabemos de ser sinceros, que a mí también me mueve el dinero... ¡y la vanidad!” Sinceramente, y con infinita tristeza, creo que se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía sin que haya vislumbrado una esperanza sobre la bondad de la naturaleza del ser humano contemporáneo. ¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero... pero cuestan tanto! Un saludo, Juanra
  • Txema
    oct. 3

    Hola amigos, Muy interesante propuesta para empezar un curso más de Perseo y al que cada vez más gente se apunta. Esta comedia irónica tiene poca gracia si nos paramos a pensar el mensaje que nos trasmite de hacía donde va la sociedad, la balanza se está precipitando hacia lo material en “depreciación” de los valores, la razón cegada por el dinero está enterrando los sentimientos que deberían crecer en nuestro corazón. Empieza de una forma tan disparatada como en la gran película argentina “Un cuento chino”, en la que una vaca cae del cielo sobre una pareja de chinos. La verdad es que el guion no deja títere con cabeza, incluso en la iglesia se muestran trapicheos entre confidente y agente de policía. Con qué sucio ejemplo nos aclara el abogado de cómo funcionan las cosas, al referirse que mientras en un país te pueden detener por pegar a tu mujer, en otros es incluso alabado por la gobernación de los mismos, en clara referencia al Islam. También alude a las posibles sentencias injustas hacia la mujer en detrimento del hombre, en este caso el sargento. La protagonista suelta el comentario de que su trabajo es delito, pero a diferencia de otros, ella hace felices a sus clientes. Siguiendo con esto, qué gran tabú sigue siendo el sexo, muchos grandes malhechores se les pilla por un escándalo sexual, están rodeados de buenos abogados con los que eluden la cárcel, pero es el delito que más repercute en su declive: su imagen. Lo que más me ha llegado es la lealtad entre los protagonistas, que transitan en pos de un sueño común, salir de la vulgaridad empobrecida; el chino guardaespaldas comprometido con su jefa, por ejemplo. Que grandes toques de humor tiene la película, ese botón del pánico; no llegan a tiempo por los pelos debido a que tienen que esperar efectivos ocupados en la importancia de una manifestación. Como bien dijo mi compañera, y que por cierto no lo había percibido, tiene bastantes toques “Woodyanos”. Siempre una bonita historia de amor nos da esperanza, pero el compromiso desinteresado hacía los necesitados de verdad, es lo que puede conseguir el cambio hacia un futuro más equilibrado en todos los aspectos. Tenemos un gran motivo para alegrarnos, hoy es el cumple de Perseo, ENHORABUENA Un abrazo

© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.