Para dejar un comentario tendréis que registraros. Necesitareis introducir vuestro correo electrónico y una contraseña específica para este foro (no la de vuestro correo). 

Este nuevo foro esta organizado por películas. Para añadir un comentario tenéis que clicar en nueva entrada y también podéis comentar en las opiniones que otros ya han dejado.

CF Goicoechea
16 de nov. de 2018

La Por (El Miedo)

0 comentarios

A pesar de su corto metraje, la película muy bien rodada y parece que ambientada en Barcelona, nos muestra a través de silencios y enfoques a los rostros de los personajes, el miedo, angustia y sin vivir de una familia de clase media, por la actitud dominante y avasalladora del padre, que no es capaz de crear en su familia un ambiente propicio para el entendimiento y desarrollo personal de todos sus miembros. Vamos viendo los miedos e inseguridades, tanto en el medio laboral de la madre, como en el colegio de los hijos, que les impide tener relaciones normales con sus entornos y así avanzamos en un clima asfixiante hacia el final dramático de la historia. Plantea sin grandes aspavientos y discusiones la violencia de género y la violencia familiar, realizada por un personaje con problemas de relación e irrecuperable para la vida en pareja y vida familiar.Tema candente y de actualidad que pone el dedo en la llaga sobre un problema en el que se deben aunar esfuerzos y buscar soluciones por todos los miembros de la sociedad para evitar su aparición y repetición que viene siendo por desgracia una constante en nuestros días.

Saludos. Pedro Madrid.

Entradas más recientes
  • Nicolás Mediavilla
    16 de nov. de 2018

    Al contrario que Xavier Legrand en su película Custodia Compartida , Jordi Cadena no recurre a un guión ya sabido, ni a un reparto contaminado por su interés manipulador que predispone al espectador desde el primer momento contra uno de los personajes. Tampoco le hace falta el recurso de tocarnos el corazón con el personaje del niño. Y es que Jordi Cadena sabe cuál es y dónde reside la incapacidad de reacción de las personas sometidas por un maltratador. Y nos muestra el miedo tal cual es, de forma aplastante, y lo convierte en el protagonista principal de la película, haciéndolo de forma magistral. Nos describe a los personajes de forma sutil, minimalista, tanto que no llegamos a conocerlos. Desaparecen en los desenfoques, los intuimos cuando están fuera de plano, pero no son nada más que secundarios de la historia, por que el único presente en toda la cinta es el MIEDO. En Custodia Compartida nos mostraban una familia que había sido capaz de abandonar al agresor, de vencer ese miedo poderoso al que acompañan dudas sobre que será de nosotros, donde iremos, de que viviéremos… De dar el gran paso y salir de la opresión, de abrir el camino a otra forma de vivir. En La Por (El Miedo) esa decisión planea sobre madre e hijo y se ve truncada antes de que creyeran en ella lo suficiente como para hacerla realidad. Por eso es tan importante, tal y como se dijo en el foro, que ante la primera agresión o actitudes de control, hay que reaccionar y no permitir nunca una segunda vez.
  • Txema
    16 de nov. de 2018

    Hola amigos, Pocas veces he visto que en tan breve espacio de tiempo se pueda contar tanto sobre “el miedo”, y en su mayoría no se necesitan palabras, las imágenes hablan por sí solas. En esta historia el director le da “poca” importancia a la figura paterna, solo necesita mostrarle al principio, pero solo con ciertos gestos, la meada que marca terreno como bien comento Nicolás y que yo no atribuí a eso, los golpecitos de la maquinilla de afeitar que estando él despierto los demás miembros de la familia bien pueden despertarse; como se muestra el miedo terrorífico que la madre y los hijos sienten en ese momento de la inesperada vuelta del páter que les deja petrificados en el pasillo. Y en cambio le da mucha más importancia al miedo que sufre la familia al mostrarnos su día a día marcado por lo que ocurre en casa. Los tres sufrientes lo viven de diferente forma; por una parte el hijo ya responsable que va dejando en su entorno escolar pequeños mensajes de su agonía que complica el que piense que él se puede llegar a comportar como su padre. Por otro una madre que se muestra derrotada y no sabe reaccionar, temiendo que dando cariño a su hijo este le pueda plantear algo que ella no está dispuesta a afrontar; y por último lo más pavoroso, una niña que piensa que su padre es su dueño y se llega a comportar como él, pegando a su compañeritos. Se nos ha mostrado un personaje que fuera del entorno familiar se divierte con sus compañeros y en su fortaleza mantiene la tranquila y consciente manipulación autoritaria. Antes del final espeluznante hay tres momentos en que los que vemos las caras de espanto de las tres víctimas, como anticipando un final fatírico, que se precipita porque el enfermo por una vez siente también miedo, pero el de quedarse solo y no poder mantener su ambiente “familiar” enfermizo. Se nos muestra brutalmente el sufrimiento en la cara de esa madre que ha visto morir a sus hijos, una cara de dolor y quizás una cara de culpa porque no haber sabido evitarlo. Como recorre la cámara la espantosa escena en los ojos del enfermo que dentro de su locura sigue apretando el gatillo sin que suene disparo alguno hasta que se despierta de ese mal sueño y dándose cuenta de lo que ha hecho decide seguir la misma suerte. Siempre me pregunto porque en su locura no deciden matarse ellos primero. No he entendido muy bien la escena del entierro, porqué nos quiere anticipar lo ocurrido, quizás porque así da énfasis a que su entorno no ha sabido ver lo que estaba ocurriendo. Una pasada de peli que nos ha dejado afectados y que poco a poco vamos sabiendo desgranar en el debate. Un abrazo amigos

© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.