Para dejar un comentario tendréis que registraros. Necesitareis introducir vuestro correo electrónico y una contraseña específica para este foro (no la de vuestro correo). 

Este nuevo foro esta organizado por películas. Para añadir un comentario tenéis que clicar en nueva entrada y también podéis comentar en las opiniones que otros ya han dejado.

Josu
abr. 25

Animación para adultos

1 comentarios

Excelente película que vuelve a demostrar que la animación no es solo un asunto para niños... Hay muchas películas de animación que ya nos han hablado de sentimientos, historias, ideas o realidades adultas. De entre las de los últimos años podemos destacar "Anomalisa" (Charlie Chaufman & Duke Johnson, 2015), "Isla de perros" (Wes Anderson, 2018), "Loving Vincent" (Dorota Kobiela, Hugh Welchman & jacket Dehnel, 2018), o el maravilloso corto "Cuerdas" (Pedro Solís García, 2013), ganadora del Goya al mejor corto de animación del 2014.

Además, podemos decir que la animación tiene muchas posibilidades expresivas, a veces muy diferentes de las de las imágenes reales, como las escenas oníricas de la película, las cuales nos dejan impactados y pegados en la butaca.

Nicolás Mediavilla
abr. 26Editado: abr. 26

 

A mi modo de ver, utilizar la animación como formato cinematográfico para denunciar cualquier situación de injusticia resalta y centra la denuncia al despojarla de la actuación de actores reales, pensando que es una fórmula de lo más efectiva para lograr dicho propósito.

 

En Perseo se han proyectado en este formato, la israelí Vals con Bashir (Ari Folman, 2008) y la española Arrugas (Ignacio Ferreras, 2011). Y el pasado año en el Festival de cine de Gijón pudimos ver la irlandesa The Breadwinner (Nora Twomey, 2017), y en ellas se tratan temas tan dispares como el genocidio, la vejez y el Alzheimer o el radicalismo religioso.

 

Un saludo.

 

Nicolás

Entradas más recientes
  • Txema
    abr. 30

    Hola amigos, La técnica motion- capture, captura digital del movimiento de la perona que actúa, llevada a la animación por otra técnica la de rotoscopia, dibujar los movimientos del actor, y añadiendo entrevistas reales a modo documental de los protagonistas del hecho acontecido en Angola con la retirada de los portugueses, hacen que la historia parezca súper real, incluso a veces más que un largo convencional, y nos mantenga con la vista pegada a la pantalla con un gran interés; y si añadimos más aun, como es el de un momento vivido por el que seguramente haya sido el más grande corresponsal de guerra, hace que no pestañeemos. A mí personalmente me gustan, si son buenas, las pelis de animación tanto como las habituales, seguramente porque me aficioné a la lectura con los tebeos de mi época infantil, “Jabato”, “Spiderman”, “Mortadelo y Filemón” y tantos otros; y también porque me tocó ir al cine con mis hijas cuando se hacían pelis de animación muy buenas y dirigidas especialmente a los niños, pero que las historias atrapaban también a los mayores, como era mi caso; es más cuando mis hijas me decían que esas pelis eran para niños, me fui solo al cine a ver alguna de ellas, como “Toy Story 3”, que me pareció una historia deliciosa, o que decir de la obra maestra “Up”, por lo menos la primera media hora o más. Bueno dicho esto centrémonos en la que nos ataña. El momento más especial ha sido para mí, ese en el que el periodista tiene que tomar la decisión más difícil de su vida, atenerse a su profesionalidad de contar tal y como está ocurriendo la noticia, o escuchar a su moralidad, vence esta última y deja pasar la oportunidad de su vida dando una noticia que con toda seguridad va circular por todo el mundo. Y es que los profesionales tienen que ser ante todo buenas personas, dando con su ejemplo una lección de compromiso. A mí cuando me dice un profesor que él no está para educar a ningún niñ@, no lo comparto, la gran educación la tienen que traer de casa, sí, pero en el colegio tienen que encontrar unos valores que hagan continuidad con la recibida en casa, lograr en la clase hacer un grupo compacto, o por lo menos intentarlo, y sobre todo no abandonar a su suerte al niñ@ que es discriminad@; personalmente me parece la profesión más importante, porque de ahí va surgiendo la sociedad futura. Un comentario maravilloso es ese en el que el protagonista nos hace partícipe de lo que su madre siempre le repetía, si tienes que decantarte por alguien es por los más desfavorecidos. Quizás lo que menos me ha gustado es la forma de moverse del actor polaco que da vida al corresponsal, me parece un pelín chulesca y es que viendo al final la imagen real del trotamundos, el de una persona con una mirada muy humilde, no me pega ese andar; bueno impresiones mías. Además de leer el libro que da título a la película os quisiera recomendar que leyeseis “Ébano” de este mismo periodista. Un abrazo amigos
  • CF Goicoechea
    abr. 27

    Película de animación para relatar la vida de un reportero de guerra polaco en el proceso más largo de descolonización en el continente africano, en Angola, y uno de los más sangrientos junto con el de Argelia. Bien realizada en cuanto a documental de animación, pero personalmente quizá sobran un poco las escenas y fotos reales que se entremezclan con las logradas secuencias de animación. Muchas de las descolonizaciones en el continente africano, con la intervención de los países europeos, han terminado en guerras, al inicio contra la metrópoli y después entre etnias rivales dentro del propio país, con el tema económico siempre presente, sean combustibles fósiles (gas, petroleo), diamantes o minerales. La división del mundo en bloques y la caída del telón de acero, han añadido combustible a las luchas en los países emergentes. Con el pretexto de darnos a conocer al reportero polaco Kapuscinski, se nos muestra el duro proceso de descolonización de Angola, dividida en dos grupos rivales armados con el apoyo uno de sendos países extranjeros y con la intervención de un tercero cuando se retira uno de ellos. Supongo que contar en una película los avatares de más de veinte años de guerra de descolonización no es tarea fácil. Apesar de la dureza mostrada, relacionada con este tema hay otra película, aunque no de animación, que define muy bien estos procesos, denominada La batalla de Argel, del director Pontecorvo. Un saludo. Pedro Madrid

© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.