Carta 012: Por Juan Iturbe Barrenetxea





A la Alcaldía, Concejalía de Cultura

Continuidad Cine Fórum Perseo


Uno de los motivos por los que más orgulloso estoy de pertenecer a Leioa es la existencia de la Kultur, hecho que creo que nos diferencia de otros pueblos, proporciona una presencia física a algo tan etéreo como la cultura y nos da una distinción y una personalidad propias.

Me gusta imaginar la Kultur como un tronco que permite que crezcan numerosas ramas en todos los ámbitos de la cultura. Es la sede de una maravillosa biblioteca, habilita la organización de diversos talleres creativos (pintura, restauración, escritura, etc.) y exposiciones artísticas, tertulias literarias y otro gran número de eventos que nos permite, tanto a la ciudadanía como a la clase política del pueblo, sacar pecho y sonreír con orgullo bien entendido delante de cualquiera, y ser modelo y referencia de gestión en ese ámbito.

Además, la Kultur no se limita a ejercer de locomotora de una manera centralizada y dirigista, sino que, y esto es lo que la hace especialmente valiosa, ofrece la posibilidad de que asociaciones culturales sin ánimo de lucro puedan agruparse a su vera y desarrollar su trabajo bajo su paraguas. Esto enriquece indudablemente la oferta que la Kultur puede ofrecer, ampliando el número de usuarios, aumentando la satisfacción proporcionada e incrementando la calidad de vida en nuestro pueblo. Para ello, es indispensable una relación adecuada y fluida con esas asociaciones. Solo les mueve el amor por la cultura y el deseo de compartir su sueño.

No creo estar diciendo nada que ustedes no sepan ya. Pienso que es, de hecho, la razón del trabajo de todos/as los/as técnicos/as y responsables de la Kultur.

Sin embargo, en el caso de Cine Fórum Perseo, creo que la relación no es todo lo fluida que pudiera y debiera ser. No sé cuáles son los motivos que han llevado a la situación actual, pero creo que es necesario que, por parte de los/as encargados/as de gestión de la Kultur, se haga una reflexión y un cambio de estrategia y de postura, por ser la parte fuerte y dominante. No necesito recordar que Perseo está constituido por personas que tienen pasión por el cine, y esa pasión les lleva a compartirla y vivirla con cuantos quieran participar. Y desde luego lo han logrado, no hay más que ver la cantidad de personas que han tenido la oportunidad de no solo de ver películas sino de aprender a verlas con otra mirada y, por ello, ser más sabios/as. Siempre desde el trabajo voluntario, que es el más poderoso y el que más montañas ha movido.

Pero este puñado de personas se encuentra desmoralizadas ante la falta de comunicación y comprensión que encuentran por parte de la Kultur. Hasta el punto de que, desmoralizados, van a plantear en próxima Asamblea la disolución de su asociación y el abandono de sus actividades. Una decisión tan extrema tendría varias consecuencias, ninguna de ellas positiva: se abandonaría una actividad que funciona, ninguna otra asociación tomaría el relevo y, la peor, que una gran parte de la población se sentiría abandonada y no escuchada por sus instituciones. Sin duda, la vida en Leioa sería más triste y gris.

Creo que desde las instituciones se deben tratar con cariño y proteger a estas asociaciones. A fin de cuentas, todos perseguimos el mismo fin: fomentar la cultura en cualquiera de sus facetas. Podemos y debemos coordinarnos mejor, cada uno en su papel, para remar en la misma dirección.

Por todo ello, me permito instarles a retomar urgentemente la comunicación constructiva con la asociación Perseo y solucionar sus diferencias. Hablando se entiende la gente de buena voluntad. Bastante tenemos en la vida como para amargarnos con tragos que podemos evitar.

Gracias y un saludo.

Juan Iturbe Barrenetxea



© 2011 CINEFORUM PERSEO LEIOA.