Mirar una película,  en principio, es una experiencia individual, pero que con el cinefórum, mediante la introducción y el posterior debate, se transforma en una actividad colectiva, que estimula la expresión de las emociones generadas y las ideas sugeridas.

 

Teniendo en cuenta su aspecto fundamental de actividad grupal, se debe realizar en un ambiente que promueva la implicación personal y el deseo de expresarse y compartir ideas.

El cinefórum es una actividad en grupo 

El responsable de la actividad, además de haber visto antes la película, se informa de todo aquello que considere relevante y útil para introducir al grupo en ella, previamente a su proyección. También se documenta acerca del  tema general sobre el que versa el cinefórum.

 

Se puede partir de un tema y buscar entonces la  película (o películas) concreta más adecuada, o partir ya de una película (o grupo de películas), seleccionada previamente por las características que incorpora.

La selección de películas es cuidadosa, no improvisada

Persigue una reflexión crítica sobre actitudes, valores y creencias. El debate posterior a la película permite manifestar y contrastar las respectivas posturas personales y descubrir nuevas perspectivas.

 

Los participantes asumen previamente que la actividad no se programa para llenar ningún vacío, ni como mero pasatiempo. Es importante mantener una actitud positiva, dispuestos a la reflexión, la escucha y la participación.

Es una herramienta educativa, no solo entretenimiento

La actividad permite  el descubrimiento de las características y las posibilidades del lenguaje cinematográfico, analizando recursos estéticos como la fotografía, música, guión, acción, etc.  

Es una actividad atractiva que prioriza el componente cinéfilo

El debate posterior sirve para compartir las emociones suscitadas y analizar los objetivos y medios empleados, tanto desde el punto de vista de los valores, como desde el punto de vista estrictamente cinematográfico.

Incluye un

análisis racional